Los Sistemas de Transporte. La evolución del transporte español

el-transporte-y-sistema-transporte-español_pitbox-blog

***

SISTEMAS DE TRANSPORTE

Los transportes constituyen un sistema que permite el desplazamiento de personas, bienes y mercancías entre lugares geográficos. Sus elementos principales son los medios o vehículos de transporte, las infraestructuras y los bienes y productos transportados.

  • Los medios de transporte han evolucionado mucho a lo largo del tiempo. Hasta hace poco más de un siglo, los principales medios de transporte eran la navegación marítima a vela y el transporte terrestre en carruajes y caballerías. El siglo XIX conoció el desarrollo del ferrocarril, y en el siglo XX la aparición y difusión del automóvil, la modernización de los transportes marítimos y, a partir de mediados de siglo, la generación del transporte aéreo. Esto ha propiciado el incremento de la capacidad de carga y de la velocidad de desplazamiento, y la aparición de nuevas formas de transportes que permiten el flujo de capitales, ideas, información, etc.
  • Las infraestructuras para el transporte (carreteras, autopistas, vías férreas, puertos, aeropuertos, etc.) componen redes extendidas sobre el territorio e interconectadas entre sí, que ponen en comunicación distintos puntos y regiones.
  • En cuanto a los bienes y productos transportados, la cantidad de mercancías que se mueve en la actualidad no tiene comparación con cualquier otro momento pasado. El transporte de personas ha alcanzado niveles sin precedentes, cuyos desplazamientos diarios u ocasionales están justificados por la disociación entre los lugares de residencia y trabajo (por razones laborales o por motivos de ocio).

CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA ESPAÑOL DE TRANSPORTES

El sistema español de transportes presente unas características que son, al tiempo, rasgos de arcaísmo y de modernidad. Entre ellas destacamos las siguientes:

  • La acusada influencia del medio natural, que se ejerce fundamentalmente a través del relieve. La elevada altitud media y la morfología de España dificulta el trazado de las vías de comunicación y obliga a la construcción de estructuras (túneles, puentes o viaductos) que encarecen la ejecución y entorpecen la realización.
  • El trazado radial con centro en Madrid, muy perceptible en la red de carreteras, a la que se adapta la red ferroviaria. El transporte aéreo responde también a un modelo radial debido a la importancia que tiene la capital de España como origen y destino de muchos vuelos nacionales e internacionales.
  • Los desequilibrios territoriales entre las distintas regiones, que se manifiestan tanto en la densidad de redes viarias e infraestructuras como en la calidad de las propias instalaciones y vías de comunicación. Las regiones con mayor grado de desarrollo tienen mejores comunicaciones. La descentralización administrativa resultante de la implantación del Estado de las Autonomías no ha resuelto las deficiencias en la comunicación interregional.
  • El marcado desequilibro en favor del transporte de carretera, acusa los efectos de la sobrecarga en el número de personas y cantidad de mercancías transportadas.

RED DE CARRETERAS

EVOLUCIÓN HISTÓRICA

La red de carreteras tiene sus antecedentes en la multitud de caminos formados a través de los siglos, destacan las calzadas romanas y las redes trazadas por musulmanes y cristianos durante la Edad Media.

No fue hasta el siglo XVIII cuando las carreteras españolas llegaron a constituir una red de ámbito nacional, se acometió la construcción de la red de estructura radial que unía el centro (Madrid) con los principales puertos del litorial. El plan, que se desarrolló durante los siglos XVIII y XIX, es la base del actual mapa de carreteras.

En el primer tercio del siglo XX se acometió el Plan de Firmes Especiales, que pretendía una mejora general de la red viaria para adaptarla a las nuevas necesidades y a los nuevos vehículos automóviles. Hacia los años sesenta la red española de carreteras presentaba grandes deficiencias y precariedades: se acometió el Plan REDIA (Red de Itinerarios Asfálticos, 1967-1971). Este plan incluyó la ampliación del ancho de calzada, la mejora de pavimentación y de señalización, la corrección de trazados y la dotación de arcenes en las principales rutas españolas. Las actuaciones se centraron en los seis grandes ejes principales que forman el soporte del modelo radial (Nacionales I, II, III, IV, V y VI), con lo que éste quedó definitivamente consolidado.

Red de carreteras. DGT, año 2010

Red de carreteras. DGT, año 2010

En el año 1967 se aprobó también el Plan de Autopistas, que proyectaba un sistema de autopistas de peaje que no llegó a concluirse. A partir de los años ochenta se llevó a cabo, desdoblándose la calzada de las principales carreteras nacionales. Pero esto no resolvía las necesidades por completo, por eso tuvieron que completarla con el Plan de Infraestructuras (1993-2007), el cual pretendía asegurar las conexiones internacionales con Francia y Portugal.

SITUACIÓN ACTUAL DE LA RED DE CARRETERAS

El transporte por carretera ha experimentado un crecimiento vertiginoso. Concentra el 90% del transporte de viajeros y más del 95% del de mercancías (casi 2.400.000 toneladas en 2007), debido al desvío del transporte de mercancías en ferrocarril a la carretera, aprovechando la versatilidad de este medio y sus posibilidades de entrega puerta a puerta.

En la actualidad la red española de carreteras se acerca a los 170.000 kilómetros. Las competencias del conjunto de la red de carreteras pertenecen a:

  • La red básica del Estado está gestionada por la Administración central, que aseguran la comunicación interregional y entre los principales núcleos del país.
  • La red autonómica es más extensa, en ella se integran las carreteras de ámbito regional cuya gestión está transferida a las Comunidades Autónomas.
  • Las redes de ámbito local y comarcal son gestionadas por las Diputaciones provinciales o los Cabildos en las islas.

En el año 2005 se aprobó el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), cuyo horizonte de realización está en el año 2020. Contiene unos planteamientos a escala europea que incluyen las premisas de sostenibilidad, adaptación a la política común en materia de transporte, etc. Plantean la progresiva transformación de nuestra red radial en una red mallada que corrija las deficiencias de accesibilidad que padecen determinadas regiones.

EL FERROCARRIL

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL FERROCARRIL

Los primeros trayectos que se abrieron al tráfico en la Península fueron el de Barcelona a Mataró en 1848, y el de Madrid a Aranjuez en 1851.

En 1855 se promulgó la Ley de Ferrocarriles, que regulaba las concesiones y permitía la importación de material ferroviario, debido a la incapacidad de nuestra industria siderúrgica para producirlo. Pronto España contó con una excelente red ferroviaria que revolucionó el transporte y rompió la incomunicación entre regiones y comarcas. Con relación a Europa, los ferrocarriles españoles presentaban la diferencia del ancho de vía, lo cual supuso un aislamiento de España con Europa hasta fechas recientes.

Tren original conservado del trazado Barcelona-Mataro (1848)

Tren original conservado del trazado Barcelona-Mataro (1848)

A comienzos del siglo XX, la red ferroviaria tenía una longitud de 10.000 km (además de 2.000 km de vía estrecha) y las líneas pertenecían a compañías extranjeras. Al término de la Guerra Civil, la red ferroviaria estaba muy deteriorada, necesitaba cuantiosas inversiones y su explotación era deficitaria.

El ferrocarril fue el principal medio de transporte de personas y mercancías hasta comienzos de los años setenta del pasado siglo, cuando fue relegado ante las carreteras, que absorbieron el transporte de mercancías y pasajeros.

SITUACIÓN ACTUAL DE LA RED DE FERROCARRILES

La red de ferrocarriles españoles, al igual que la de carreteras, tiene una disposición radial con centro en Madrid. Actualmente posee 12.700 km de vía convencional gestionados por ADIF y 2.000 km de vía estrecha. Desde 1992 el trazado se completa con la red para trenes de alta velocidad (AVE) con más de 2.200 km de servicio y con el objetivo de alcanzar los 10.000 km para el año 2020. Es un medio de transporte muy valorado y de gran futuro debido a su utilidad para cubrir trayectos de mediana longitud (predominantes en España), la comodidad de viaje, descongestión de las carreteras, etc.

Han de hacerse inversiones que aseguren la extensión de las vías de gran velocidad y la comunicación con Europa. En 2007 el tren transportó a 600 millones de pasajeros. A los ferrocarriles convencionales han de añadirse otras modalidades de transporte ferroviario de no menor significado, como el ferrocarril metropolitano (metro) que asegura la comunicación interna en las grandes ciudades, y los trenes de cercanías, que aseguran la comunicación entre éstas y las áreas residenciales del entorno.

TRANSPORTE MARÍTIMO

La península Ibérica ofrece unas condiciones muy favorables para el transporte marítimo por si situación, entre dos mares y dos continentes, ha sido puente y lugar de concentración de gentes, además de la entrada y salida de mercancías en sus principales puertos. A lo largo de los tiempos se ha configurado en una red de puertos mercantes, que ha servido para el intercambio entre las tierras de ultramar y las del interior.

  • El transporte de personas estuvo acrecentado por nuestra relación con América y conoció su plenitud a finales del siglo XIX y después de la Guerra Civil. Luego decayó por la aparición de los nuevos aviones, con los cuales no podía competir en rapidez.
  • La importancia del transporte de mercancía por barco ha aumentado y ha evolucionado hacia buques de gran tonelaje que exigen mayor calado e instalaciones portuarias específicas, lo cual ha provocado un desplazamiento de la importancia hacia los puertos del océano Atlántico, en detrimento de los puertos mediterráneos.

El transporte fluvial, a diferencia de lo que sucede en los países europeos con ríos caudalosos, está reducido a Sevilla, único puerto interior.

TRANSPORTE AÉREO

El transporte aéreo en España tiene sus orígenes en 1919. Se pusieron en funcionamiento líneas comerciales entre Sevilla y Larache (Marruecos) y entre Madrid y Barcelona, Mallorca, Valencia y Sevilla. Algo más tarde se abrieron líneas internacionales entre Lisboa, París y Berlín, hasta que se cruzó el Atlántico en 1926.

El incremento del tráfico aéreo y los avances experimentados por la aviación en la II Guerra Mundial fomentaron el tráfico internacional, a cuyo fin en 1946 se estableció la aduana de Barajas.

La generalización de los aviones a reacción en sustitución de los aviones de hélice permitieron el nacimiento de una nueva era, marcada por el aumento de la capacidad de carga de los aviones, una mayor autonomía de vuelo y velocidad de crucero, el abaratamiento de los costes de pasajes, etc.; ello benefició a España, que estaba configurándose como un importante destino turístico.

Una prueba de la importancia alcanzada por el transporte aéreo es que en 2007 generó 89 millones de desplazamientos interiores y 120 millones de desplazamientos internacionales, además de transportar 607.100 toneladas de mercancías diversas. España cuenta en la actualidad con una amplia red aeroportuaria, en la que destaca el aeropuerto de Madrid-Barajas. Les siguen los grandes aeropuertos de Barcelona, Málaga, Palma de Mallorca, Canarias y Alicante. Es una red demasiado densa, costosa de mantener e infrautilizada.

TRANSPORTES ESPECIALES

Además de los transportes convencionales, cada día tienen mayor significado otros llamados “especiales” en razón del medio que utilizan o del bien transportado. Podemos clasificarlos en: transportes por tubería, transportes postales y telecomunicaciones.

  • Los transportes por tubería tienen una grandísima importancia. Destacan los oleoductos (trasladan productos petrolíferos desde las refinerías hasta los centros de distribución) y los gaseoductos, que pueden ser de dos tipos: los que forman las redes urbanas para consumo domiciliario y los grandes gaseoductos que cruzan el país y son abastecidos por el gas natural que llega a España desde el norte de África o desde Rusia.
  • Los sistemas postales utilizan un medio convencional (carretera, ferrocarril, avión, etc.) para transportar una materia especial. Se incluyen los transportes de poco peso o volumen (bisutería, libros..) y los de correspondencia. Los envíos postales han alcanzado cifras elevadísimas. Numerosas compañías han venido a sumarse al servicio estatal de Correos.
  • Las telecomunicaciones constituyen un sistema de transporte novedoso, dará nombre a la era que comenzamos a vivir. Se incluyen aquí formas de transporte como el telégrafo, el teléfono, la televisión, teletexto, telefax, correo electrónico, mensajería instantánea, etc., cuya principal característica es la naturaleza inmaterial del bien transportado. Básicamente es información, con la particularidad de que ésta es transmitida en tiempo real, sin que medie tiempo entre la emisión y la recepción del mensaje.

pitbox_informacion_pc

Anuncios

Acerca de PitBox

https://pitbox.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Historia y Geografía, Mundo del Motor y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los Sistemas de Transporte. La evolución del transporte español

  1. Pingback: Hacking Ético: The legal framework | TonyHAT

  2. camila dijo:

    aaaaaaa nooo si busco fluvial por que me aparese estabobada

  3. Ricardo dijo:

    Me resulto de mucha ayuda, gracias!

  4. DAVID ANDRADE dijo:

    BUENO

Envía un comentario. ¡Necesitamos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s