El autódromo de Sitges

En 1923 se inauguró cerca de Sitges el mítico circuito de Terramar, el primer circuito permanente de nuestro país con un coste de cuatro millones de pesetas. Durante años, se celebraron algunas pruebas importantes en este circuito, incluido el primer Gran Premio de España, pero los problemas económicos lo fueron arrastrando rápidamente hacia el olvido. Hoy día, el circuito de Sitges permanece escondido y olvidado en mitad de un secarral apenas visible desde el satélite. A su actual dueño, un campesino que no quiere vender el terreno, no le gustan mucho las visitas, así que los pocos aficionados que conocen su ubicación se arriesgan de vez en cuando a realizar una incursión a escondidas.
 
 
 
Antes de construirse el circuito de Sitges, las competiciones automovilísticas habían tenido lugar en carreteras abiertas al tráfico, por lo que aquel Gran Premio de España de 1923 fue el primero en nuestro país celebrado en una instalación cerrada. Aquella primera prueba resultó especialmente espectacular gracias al trazado oval del circuito y a los peraltes casi verticales de sus curvas.
 
 
 
Pese a su prometedora proyección, el circuito comenzó un rápido declive nada más terminar aquella carrera. Las deudas contraídas con los constructores provocaron que éstos se quedasen con la recaudación de las entradas y no fuera posible pagar a los ganadores. Como consecuencia, la Federación Internacional prohibió la celebración de más carreras importantes.
 
 Durante los siguientes años hubo gran interés por recuperar el circuito. En los años 30 fue vendido a un gran aficionado llamado Edgar Morowitz, que llegó a conseguir que se hiciesen carreras de motos del campeonato de España, e incluso organizó algunas pruebas espectaculares como carreras de coches contra una avioneta.
 
 
 
Sin embargo, la lejanía de Barcelona terminó por ser un impedimento para la llegada de aficionados, y el circuito terminó sumido en el olvido en el que hoy permanece.
 

Acerca de PitBox

https://pitbox.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Lugares abandonados y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Envía un comentario. ¡Necesitamos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s