La España del siglo XVIII – Antiguo Régimen

(Mercado de Born, Barcelona. Siglo XVIII.)

***

El siglo XVIII fue un siglo muy importante para Europa y para España. En este siglo se inició el proceso de cambio de las estructuras del Antiguo Régimen, que acaba desapareciendo para ser sustituido por un nuevo sistema: el Liberalismo.

El Liberalismo se implanta definitivamente a mediados del siglo XIX, aunque ya mucho antes se plantearon reformas, pero no se consiguió terminar con el Antiguo Régimen.

El Antiguo Régimen es el sistema político, económico y social existente en Europa durante los siglos XVI, XVII y XVIII.

CARACTERÍSTICAS DEL ANTIGUO RÉGIMEN

A pesar de que existan muchas características que definan al Antiguo Régimen, en España las más predominantes son:

Economía basada en la agricultura

Sin producirse aún la revolución industrial, España tenía una agricultura muy atrasada y poco productiva. Este atraso se debe a que existía un régimen de propiedad y de rente agraria desigualmente repartidos (heredado del sistema feudal).

Los propietarios de tierra son una minoría, mientras que la gran mayoría de campesinos trabajan en tierras que no son suyas. La mayor parte de la tierra pertenece a la Iglesia y a la nobleza.

La propiedad de tierra no es libre, como lo es la moderna propiedad privada. También hay propiedades de libre disposición, pero la mayor parte de los propietarios no pueden vender o enajenar sus tierras, ya que la propiedad está vinculada; es decir, que el propietario puede disfrutar de los beneficios de sus tierras, pero no puede venderlas, cederlas o donarlas en herencia según su libre voluntad.

Tipos de vinculaciones:

  • En primer lugar, las tierras de la Iglesia estaban amortizadas en su totalidad; como entidad con fines espirituales, la Iglesia podía recibir donaciones, pero no podía ceder sus bienes.
  • Por otro lado, buena parte de las propiedades de la nobleza estaban en régimen de mayorazgo. Esto consistía en dejar la totalidad de tierras que están dentro del mayorazgo a un único heredero, de forma que el patrimonio principal de las familias aristocráticas quedase intacto; de lo contrario, las tierras acabarían repartidas (cada vez con menor superficie) en las sucesivas generaciones.
  • Por último, estaban también vinculadas las propiedades de los municipios mediante los llamados bienes de Propios y baldíos (que se reservan para arrendar tierras a vecinos sin propiedades por largos períodos) y como bienes de uso común para el conjunto de campesinos (se podían talar libremente los árboles para leña, por ejemplo).

El resultado era que, como la mayor parte de tierras no podían comprarse ni venderse libremente, prácticamente no había mercado de la tierra. De esta forma, existía una poderosa clase social de rentistas (basaban su riqueza en las rentas que cobraban a los campesinos que trabajaban sus tierras), una aristocracia terrateniente que dominaba por completo la agricultura. Este grupo estaba formado por la nobleza y el clero. Esta aristocracia casi nunca invertía su dinero en la mejora de la producción o en innovaciones, por esto hubo tanto atraso.

La aristocracia no pagaba impuestos. Los campesinos, además de pagar la renta al propietario, tenía que pagar otros tres tipos de impuestos:

  • Diezmo (el que corresponde a la Iglesia)
  • Impuestos del Estado
  • Impuestos a la nobleza. En virtud del señorío juridiccional y los derechos que este lleva consigo, un noble podía cobrar tasas, peajes, prestaciones en trabajo, etc.

Sociedad Estamental

Existían dos estamentos privilegiados (nobleza y clero) y otro estamento no privilegiado, el estado llano (campesinos, artesanos, población urbana, burguesía). El estado llano no tenía privilegios de ningún tipo, sin embargo, los privilegios de la nobleza y clero eran de varios tipos:

  • De tipo económico. A pesar de ser los propietarios de las tierras, no pagaban impuestos. No sólo no pagaban impuestos, sino que además tienen derecho a cobrarlos.
  • De tipo jurídico. Se juzgan con leyes y tribunales diferentes (con esto se conseguía “pasar la mano” con la mayoría de casos y reducir notablemente la pena en casos más graves).
  • De tipo social. Además de tener privilegios jurídico-económicos, tenían una mayor consideración social. Esto era visible en las reservas de determinados bancos en las Iglesias, derecho a tener escudos de armas, etc.
  • De tipo político. Reserva de determinados cargos en la corte del rey, de los altos cargos de la administración, y altos oficiales en el ejército.

Sistema político de monarquía absoluta

Todos los poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) están en manos del rey. No hay división de poderes. El rey es el que posee la soberanía (es decir, el derecho a gobernar), y lo recibe por derecho divino. Su autoridad, por tanto, es indiscutible y completa, sin que pueda ser limitada por ninguna ley ni institución superior. Los habitantes del reino no son considerados ciudadanos con derechos, sino súbditos del rey (no tienen derechos).

CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN

A mediados del siglo XVIII, el Antiguo Régimen empieza a entrar en crisis conforme se van difundiendo por Europa las ideas de la Ilustración. Este movimiento intelectual, defendía la utilización de la razón y el conocimiento como los medios para transformar la sociedad y hacerla progresar en todos los aspectos: económico, social, político, cultural, etc. Se basa en obras de filósofos conocidos como Voltaire, Rosseau, Montesquieu.

Los ilustrados comenzaron a criticar a través de sus escritos y de sus obras todas aquellas cosas que no tenían una explicación razonada no sólo en temas científicos, sino en otros ámbitos: económico, sociales y políticos.

  • Montesquieu. Critica el sistema de gobierno de monarquía absoluta en su libro “El espíritu de las leyes“. Es el que difundió la idea de la división de poderes, de forma que los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) estén en manos de personas e instituciones diferentes.
  • Rosseau. En su obra “El contrato social“, apunta la idea de soberanía nacional (significa que el poder de gobernar debe estar en la nación, no en el rey). No acepta que los reyes tengan la soberanía por derecho divino.

También empiezan a publicarse obras en las que se critica el sistema de la sociedad estamental: no hay ninguna razón que justifique que las personas tengan distintos derechos sólo por su nacimiento. Hay escritos también sobre economía que intentan reformar y cambiar la economía para permitir un mayor progreso de los Estados; y sobre todo, los ilustrados le dan una gran importancia a la educación (defienden los cambios y el progreso en los sistemas de enseñanza para combatir la ignorancia de la mayor parte de la población). La ignorancia, en este caso, es la responsable de que las personas crean en cosas irracionales (supersticiones), y no busquen una explicación racional para las cosas.

Las ideas más radicales están en la base de la Revolución Francesa y de las revoluciones de 1820, 1830 y 1848, además del nuevo sistema político que se implantará en Europa tras ellas: el Liberalismo.

Sin embargo, en el siglo XVIII hubo una versión más moderada de la Ilustración, que consistió en que algunos reyes absolutistas estuvieran de acuerdo con algunas ideas de los ilustrados (sobre todo las referentes a la necesidad de hacer reformar económicas, sociales, educativas, etc.) para fomentar el progreso de sus reinos. A este sistema político se le llama despotismo ilustrado (“todo para el pueblo pero sin el pueblo”). El principal representante de esta corriente en España fue Carlos III.

>> ¿QUIERES SABER MÁS DE HISTORIA? ENTRA AQUÍ…

Anuncios

Acerca de PitBox

https://pitbox.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Ciencia y Filosofía, Historia y Geografía y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La España del siglo XVIII – Antiguo Régimen

  1. Cristine dijo:

    GRACIAS!! Está genial! 🙂

  2. Andrea dijo:

    Muy bien explicado, se entiende a la perfección. Yo no podría explicarlo mejor. Felicidades!

  3. palm dijo:

    Está genial, muy bien sintetizado. En mi libro aparece más extenso y poco informativo. Mil gracias.

Envía un comentario. ¡Necesitamos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s